Última Hora

La Asociación del Caserío de La Unión de Guápiles, también tuvo la idea de construir una caseta policial, según ellos para enfrentar los robos y delincuencia del caserío.

Para el proyecto pidieron de acuerdo con el perfil del mismo 92 millones de colones a DINADECO, sin embargo, la institución les entregó 64 millones 166 mil colones, pues ese era el costo total de las facturas proforma presentadas.

El dinero se aprobó y se entregó, para una obra que requiere coordinación con Seguridad Pública, pues ellos son los que tendrán que poner los policías. Pese a ello, se inició sin el protocolo de seguridad necesario, debido a que incluso la delegación incluía dos celdas, para las cuales se desconocían los requisitos constructivos.

Por otra parte, al igual que en los otros casos, esta se inició sin permisos, sin planos, y sin la supervisión del Ministerio de Seguridad Pública, indispensables en este tipo de casos. Es decir, idearon una delegación policial sin contar con lo principal, los policías que estarían en el sitio.

La obra estuvo abandonada por casi ocho meses, precisamente porque hacía falta la coordinación con dicho ministerio. Asimismo, no había planos constructivos, e incluso se adujo que la obra estuvo paralizada porque la bitácora se perdió y hubo varios paros en los trabajos por parte de la empresa constructora.

En un informe que data después de casi dos años de iniciado el proyecto, la auditoria comunal indica que solo se habian construido obras valoradas en 6 millones de colones, y posteriormente se concretó la obra por la intervención de Seguridad Pública. Pero desde la etapa constructiva se divisaron problemas con obras mal hechas.

De hecho, un video donde vecinos reclaman al constructor y alpresidente de la asociacion es evidencia de ello.

En el informe de auditoria comunal, se señala que el contrato firmado entre la asociacion y Seco Inter del Caribe AMJ, empresa constructora representada por Alexander Méndez, dejó desprotegida a la asociación, ya que no había planos, no indica garantía de la construcción, no establece condiciones en caso de atrasos como en efecto ocurrió.

La obra fue inaugurada tres s años después de iniciada, hace tan solo cuatro meses. Lo más curioso es que en la nota de inauguración que aparece en un diario se indica que la obra costó 25 millones y lo girado, como dijimos, fueron ₡64.166,000 para la caseta policial, los informes y los vecinos indican que hubo un sobreprecio. Al igual que las otras obras.

Nosotros intentamos de nuevo conversar con el constructor Alexander Méndez, pero no lo encontramos en su casa y vía telefónica nos dijo que no quería referirse al asunto en cámaras.

También conversamos en el presidente de la asociación que estuvo a cargo de la obra y dijo desconocer de los costos.