Última Hora

Nacional

Aguas residuales carentes de tratamiento amenazan estabilidad ambiental del país

La red de alcantarillado sanitario ha crecido, sin embargo, esto no significa que las aguas residuales reciben ahora un mejor tratamiento, afirma el Estado de la Nación.

Daniel Quesada Hace 11/19/2013 11:17:00 AM

La red de alcantarillado sanitario ha crecido entre el 2011 y 2012, sin embargo, esto no significa que las aguas residuales reciben ahora un mejor tratamiento, según se desprende del XIX Informe del Estado de la Nación.

Con ese contexto de frente, el apartado de la disposición de este líquido utilizado es, según el estudio, uno de los mayores retos de Costa Rica en materia ambiental, pues los indicadores permanecen sin avance positivo.

Según el Estado de la Nación, el saneamiento básico cubre al 99% de la población. De este porcentaje, un 72% utiliza tanques sépticos, un 25% descarga el agua en alcantarillas o cloacas, un 2% utiliza letrinas y menos del punto porcentual recurre a la fosa biológica.

Para Freddy Bolaños, ingeniero sanitario con especialidad en tratamiento de aguas y jefe de Trámite de Proyectos del Colegio de Ingenieros y Arquitectos, esta tendencia se debe a que “definir un lineamiento para todos los actores implícitos es complejo”.

Y es que, según el especialista, la lista de involucrados la componen, no solo Acueductos y Alcantarillados, sino municipalidades, Asadas y empresas de servicios públicos. Una de las limitantes es que no todas cuentan con el mismo recurso económico y técnico.

Aunque existe el Proyecto de mejoramiento ambiental del área metropolitana de San José, del informe se desprende que su cobertura es baja. “Costa Rica presta poca atención el problema de la descarga de aguas residuales a los cuerpos hídricos”, se asegura.

Es decir, los ríos y quebradas siguen recibiendo líquido utilizado y contaminado, pues las aguas resultantes de la plantas de tratamiento van a parar a los afluentes, o terminan filtrándose hasta llegar a estos o al mar.

Así las cosas, en el informe se asegura que la disminución en el uso de tanques y el aumento en la cobertura de alcantarillado, tampoco son garantes de un correcto saneamiento de las aguas residuales. Más bien, el esfuerzo hecho en 2012 habría aumentado la descarga de agua sin tratamiento en los ríos.

Eso sí, Bolaños marca un punto a tomar en cuenta, y es que dependiendo de la región no se puede pretender que el alcantarillado sea la solución, pues a su criterio, si se habla de sitios alejados este se puede sustituir por un sistema de “tratamiento in sito”, es decir, tanques sépticos. “Las condiciones del lugar son las que determinan el tipo de solución”, explica.

Pese a la mezcla de factores, según el experto la situación del país no es ni cercana a la de una crisis, pues se vienen realizando importantes esfuerzos, y muchos de ellos aún no se han completado, por lo que su efecto sobre el saneamiento del líquido podría verse en el futuro.

Bolaños cree que si se compara la situación de Costa Rica con la de países de la región, se está varios pasos adelante, pero no se puede competir con potencias desarrolladas, pues sus recursos económicos y técnicos son por mucho superiores.

En cuanto al hecho de la contaminación de ríos del Gran Área Metropolitana con químicos y metales pesados que señala el Estado de la Nación, el especialista en tratamiento de aguas señala para ello dos razones.

La primera se encuentra en las carreteras nacionales y superficies impermeabilizadas, las cuales, al final de la época seca, desprenden contaminantes con las primeras lluvias. Estos van de los sistemas pluviales hacia los ríos y quebradas, y “tratar agua de lluvia es complejo y no se hace comúnmente”, recordó.

En otra dirección, “la industria no es la que mayormente aporta” esta contaminación, destaca Bolaños, pues considera que su sistema de tratamiento de aguas está regulado por el Ministerio de Salud.