Última Hora

Internacional

México: hallan nuevas fosas clandestinas, sumando 39 cadáveres en últimos días

Este hallazgo se suma al que se dio el sábado en un paraje suburbano del turístico puerto de Acapulco.

AFP Agencia Hace 11/18/2013 11:16:00 PM

HERMOSILLO, 19 noviembre 2013 (AFP) - Las autoridades mexicanas informaron del hallazgo este lunes de dos nuevas fosas clandestinas en Sonora (norte) con los restos de ocho personas, entre ellas una menor, con lo que ya suman 39 los cadáveres encontrados en distintas fosas del país en los últimos 10 días.

La fiscalía de Sonora, estado fronterizo con Estados Unidos, indicó en un comunicado que, a raíz de una denuncia ciudadana, la policía localizó dos fosas clandestinas en un camino de terracería cercano al municipio de Navojoa "en cuyo interior se encontraban restos humanos".

Según las investigaciones preliminares, se trata de los restos de seis hombres y dos mujeres -una de ellas menor de edad- que los forenses estiman que "podrían tener alrededor de un año y medio de haber fallecido", detalla el texto.

Este hallazgo se suma al que se dio el sábado en un paraje suburbano del turístico puerto de Acapulco (sur), donde se encontraron cinco fosas con siete cuerpos, a menos de 48 horas del hallazgo de seis cadáveres en un predio cercano.

Acapulco es el principal balneario de Guerrero, uno de los principales productores de amapola y donde desde enero empezaron a proliferar grupos de civiles armados que dicen defenderse del acoso del crimen organizado que secuestra, extorsiona y mata.

Al menos otros 18 cuerpos fueron localizados desde el 9 de noviembre en ocho fosas clandestinas cerca de La Barca, una comunidad limítrofe entre Jalisco y Michoacán (oeste), escenario de sangrientas batallas entre cárteles como Jalisco Nueva Generación y Los Caballeros Templarios, que se disputan el territorio.

Decenas de fosas clandestinas con cientos de cadáveres han sido encontradas en distintos puntos de México desde que se recrudecieron las pugnas entre narcotraficantes y los operativos militares para detenerlos, que han tenido un saldo de al menos 77.000 muertos desde finales de 2006.