Última Hora

Los mensajes cifrados y con palabras claves son parte de la labor de inteligencia a la que se enfrentaron los agentes del OIJ de Guápiles en su más reciente operación para desmantelar la banda que utilizaba los helipuertos.

Por ejemplo, uno de los sospechosos detenidos se refería vía telefónica a otro de los miembros del grupo como:

"Mae lo espera por el cruce donde caen los pájaros a dormir"

O bien

"Yo en Siquirres, los maes piden 20.000 dólares de adelanto para amarrar el trato y nos ponen las papayas en la hamburguesa".

Pero la policía también logró detectar la forma en que un oficial de la Policía de Fronteras de Parismina informaba sobre los movimientos de Guardacostas y el OIJ al supuesto líder del grupo José Arnoldo Díaz Castro, alias Pelleja.

"Ya jalaron los delfines, ya están en casa", o "el pájaro sí es el de nosotros"

También se captaron conversaciones como la siguiente:

"Estoy limpiando un pedazo de arma, la nueve mía, la del trabajo, es que está herrumbrada, este gobierno que va".

En otra oportunidad tras la captura de una lancha sospechosa al parecer de la organización se indica:
"se cayeron tus compas"

Policía detenido: "mae el pájaro jaló para manzanillo algo van a pegar allá y no los oigo voy a ver qué hago para saber en dónde están"
Sospechoso: "¿cómo estamos, esa gente pegó algo en manzanillo?"

"tienen a dos, a mi excuñado, se están escondiendo dos más y Peye está escondido en la taberna"

"unos maes se tiraron de la lancha allá en manzanillo"

Sospechoso: "¿y la merca perro?"

Policía detenido: "dicen que agarraron la vara"

Policía detenido: "40 sacos creo"

Este tipo de conversaciones tienen bajo investigación a un policía de apellidos Noguera Cambronero.

El líder en nuestro país de esta organización, según la investigación, es José Arnoldo Díaz Castro, alias Pelleja y quien vivía en Barrio El Bosque de guácimo.

Según consta en documentos incluidos en expedientes de este caso, existe constancia de llamadas telefónicas entre los miembros del grupo nacional y un mexicano identificado solo como Enrique, quien también está en fuga.

También aparecen llamadas realizadas a Nicaragua, Honduras y Guatemala.

Estas llamadas se hicieron, según el expediente de un número que resultó estar vinculado el Policía de Fronteras detenido.