Última Hora

Cinco meses después de su cirugía en el corazón, el capitán morado Gabriel Badilla, ya entrena dos veces por semana con el equipo de Primera División, y en quince días espera practicar al 100% para volver al banquillo al cierre del campeonato.

“Estoy muy contento por volver a aportar en la cancha”, comentó en conferencia de prensa el defensor.

Badilla combina trabajo físico y con balón para perder dos kilos más de peso y recuperar masa muscular.

Incluso el popular gladiador morado piensa en el Mundial de Brasil. “Estoy realmente convencido de mi capacidad y sé que estando en plena condición física, puedo competir por un puesto”, añadió.

Badilla sigue considerando un milagro su regreso a las canchas.