Última Hora

Probablemente usted haya escuchado hablar sobre las células madre, y sus múltiples usos para la medicina y la ciencia moderna.

Ahora utilizando componentes de estas células, se pueden combatir todos los problemas de la piel, incluyendo el envejecimiento prematuro.

Expertos dicen que estamos comenzando a vivir, lo que antes sólo era ciencia ficción.
Comencemos por las células madre. Son células especiales, que se auto renuevan, y tienen la facultad de fortalecer y formar otras células de ahí su importancia.

A nivel estético se trabaja con un componente de la células madre llamados los factores de crecimiento.

Estos factores de crecimiento son elementos que diferencian a las células madre. Funcionan como una especie de comunicador para las otras células.

Esos factores se colocan en la crema, y al estar en contacto con más células, luego de aplicar la crema en la piel, se funden con las células del entorno, fortaleciéndolas, y haciéndolas más eficientes.

Es decir, se ataca el problema, cualquiera que sea, de raíz. Por eso esta tecnología se usa tanto para casos severos como quemaduras o úlceras, como para cuestiones más estéticas, como el envejecimiento prematuro.

El trabajo con las células madre, requiere de un gran esfuerzo científico, por eso su uso para la estética es todavía caro. Pero ya hay cremas que utilizan esta tecnología de punta.