Última Hora

Sin importar la discapacidad intelectual que cada una tenga, este grupo de jóvenes cumple su deseo de reintegrarse a la educación superior.

La Escuela de Medicina y la escuela de formación docente de la Universidad de Costa Rica creen este programa que brinda espacio de participación activa a personas con alguna discapacidad.

Entre los cursos que ellas reciben hay académicos, recreativos y artísticos, pero hay uno que las ha cautivado al máximo.

El maquillarse las ha llevado a descubrir una habilidad que no habían explotado, pero eso con mucha seguridad ya saben a quién buscar para que les enseñé más.