Última Hora

Un satélite diseñado por la NASA, partirá el lunes rumbo al planeta marte, para estudiar la atmósfera y determinar si ahí existieron condiciones para la vida.

Maven, es el nombre de Satélite, y lo más importante para nuestro país, es que Sandra Cauffman, una de las científicas que construyó el Maven, es costarricense.

Este es uno de los siete viajes que realizó al espacio, el astronauta y físico costarricense, Franklin Chang Díaz.

Con él, hemos vivido los sueños, metas y proyectos de un niño que soñaba ser astronauta.

En mayo del 2012, el ejemplar costarricense, se convirtió en el primer astronauta hispano en ser incorporado en el salón de la fama de la NASA.

Costa Rica, tiene un orgullo más en la NASA. Sandra Cauffman, es la subdirectora, de la misión que enviaría al Satélite Maven, hasta el planeta Marte.

Vivió en Hatillo su infancia y adolescencia, y desde hace 25 años, trabaja en la NASA.

El próximo lunes, desde Cabo Cañaveral, Maven, despegará rumbo a Marte, a bordo de un cohete United Launch Alliance Atlas V 401.

Es la primera vez, que la nasa envía a ese planeta, una misión para estudiar su atmósfera superior y cómo se produjo la pérdida de dióxido de carbono, dióxido de nitrógeno y agua.

Esto ayudaría a entender la evolución del cambio climático a través de la historia del planeta rojo y si hubo condiciones para la vida.

El trabajo de Maven, es de gran trascendencia para el mundo. Pues el planeta rojo, es el más similar al planeta tierra.

De ahí que entender cómo se vio ha afectado, podría dar señales de cómo evitar alteraciones irreversibles en la Tierra.
El satélite pesa 2500 kilos, y es del tamaño de un autobús escolar.

De él, se desplegaran ocho paneles magnéticos, que buscarán las ondas marcianas.

La energía de Maven, se obtendrá de paneles solares, encargados de capturar 1.231 vatios, que se almacenaran en baterías de níquel hidrógeno.

La ventana de lanzamiento, de dos horas, se extenderá desde las 1:28 hasta las 3:28 p.m. hora de Estados Unidos.

La sonda realizará órbitas alrededor del planeta que le permitirá atravesar y muestrear toda la atmósfera superior marciana en cada
órbita.

El despegue se producirá desde el complejo 41 de lanzamiento espacial de la estación de la fuerza aérea de Cabo Cañaveral y la NASA, invirtió $485 millones en construir la sonda y otros $186 millones para su lanzamiento.