Última Hora

Nancy no sabía qué hacer con esos sentimientos, que le impedían seguir adelante, y decidió buscar ayuda.

No sólo la encontró, sino que también buscó la forma de ayudar a otras personas que atraviesan su misma situación.

Las olas de dolor, de furia, de venganza, seguían tan presentes como el primer día.

No encontraba respuestas, no sabía qué hacer para lograr caminar con paz.

En el país no encontró esa luz, pero por internet, se contactó con una asociación en estados unidos, y encontró alguien que había vivido la misma situación.

Cuando terminó el juicio, ya su corazón estaba más sano por esa ayuda que encontró… pero quería que su experiencia pudiera ayudar a otras personas a enfrentar ese proceso.

Y decidió abrir un grupo de ayuda… dejó la información en el oij, y rápidamente recibió muchas llamadas.

Ya llevan casi 10 años de reunirse, de ayudar. Son la asociación de familiares de víctimas de homicidios.

Un abrazo, un palabra de aliento, un consejo… ese tipo de cosas pueden hacer la diferencia para enfrentar el dolor… con mayor razón si viene de una persona que vive la misma experiencia.

Para más información, no dude en llamar al 22 34 03 33.