Última Hora

La muerte de un ser querido, es un trago muy amargo para cualquiera. Pero cuando hay un asesinato de por medio, la situación cambia.

Los sentimientos son más fuertes y pueden llegar a ser incluso destructivos. Son de esas situaciones que las palabras se quedan cortas, para explicarlas.