Última Hora

15 de los 370 presos que obtuvieron hace unas semanas beneficios carcelarios no han regresado a los centros a dormir y contra ellos se giró orden de captura.

Salieron de la prisión y la primera semana llegaron al centro semi-institucional como lo prometieron, pasaron la noche ahí y luego regresaron a su casa. Una semana después tenían que repetir exactamente el mismo procedimiento pero no ocurrió.

Sentir la libertad luego de algunos años sin disfrutar de ella los hizo desobedecer los beneficios que les dieron en adaptación social hace unas pocas semanas.

De los 370, 3 regresaron a la prisión tras ser detenidos cometiendo nuevamente delitos.

A otros 40 les quitaron el beneficio hasta que se analice su perfil y se confirme que están listos para regresar a la calle.

Los 15 presos que no volvieron al centro semi-institucional ahora están en la mira de la Fuerza Pública y la sección de capturas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Más de 70% de los presos que obtuvo este beneficio el cual buscaba reducir la sobrepoblación en la cárcel de San Sebastián eran asaltantes.

Motivo por el cual jerarcas del OIJ y la fiscalía consideraron que se trataba de personas en algunos casos muy agresivas, y que se tenía que revalorar mejor su perfil antes de otorgarles un cambio de medidas.