Última Hora

La familia de una de las menores que resultó herida al ser atropellada por un vehículo durante el rally en Jacó, formalizó una denuncia este martes.

La Fiscalía de Puriscal recibió el reclamo, en el que se alega que la organización de la competencia carecía de los permisos necesarios.

Según Javier Vargas, abogado penal, la Asociación Organizadora de Rallies no garantizó las medidas de seguridad para competidores ni para los espectadores.

La pequeña de 12 años, se encuentra estable en el Hospital de Niños, tras sufrir varias lesiones durante el percance.

La madre de la niña, Nuria Muñoz, asegura que además del daño ocasionado a su hija, le preocupó que tras el accidente ella fuera enviada hasta San José sin ninguna compañía.

Por su parte, la organización del rally no ha emitido una conclusión acerca de las responsabilidades que podrían tener por lo ocurrido.