Última Hora

Hay oficios que algunos creerían son propios de los hombres, como el de zapatero por ejemplo.

Doña Ana, es una mujer que con su trabajo de "zapatera", demuestra que eso de que las damas son el sexo débil, es un mito.

Ella, se dedica a un oficio que muchos creerían propio de caballeros.

Siguiendo el ejemplo de su papá, aprendió a confeccionar zapatos de cuero.

Ahora, es una de sus formas de ganarse la vida, pero cuando empezó a fabricarlos, lo hizo por otra razón.

Esa primera prueba, hizo que una y otra persona se interesara en su arte.

Ella pensó que además de un negocio, era una manera de ayudar a quienes tenían ciertas imperfecciones en los pies.

Siendo así de servicial, fue como encontró en esto, una fórmula para beneficiarse y ayudar laboralmente a otros.

Sandalias, de cuero, calzado para caballero e inclusive tennis de cuero, no son los únicos útiles productos que ella confecciona en este material.

Más informes al: 8707-6028 o 2235-9278