Última Hora

Esta vez no se trata de una caída o una foto, pero de nuevo Beyoncé deja marca en uno de sus conciertos.

Beyoncé se encontraba en un concierto de su gira en Perth, Australia. Justo cuando estaba cantando se acercó a una de sus fanáticas.

Sophie, una niña con discapacidad visual, se encontraba de primera en la fila en el concierto de la cantante.

La cantante de “Single Ladies” se acercó a la niña y le pidió cantar con ella la estrofa de una canción.

Posterior a eso, “Irreplaceable” sonó en voz de Beyoncé.