Última Hora

Este sábado se realizó la entrega de los Premios Británicos BAFTA del 2013, en donde el actor y comediante Sacha Baron Cohen recibió el bastón de Chaplin.

Este premio se entrega al reconocimiento de la carrera en comedia de un actor. Sin embargo, junto con esto también aprovecharon para jugarles una broma a los asistentes.

Junto con Salma Hayek, que presentó el premio, se acompañaba de Grace Cullington (según ellos, la única actriz viva que actuara con el legendario Chaplin).

La señora en una silla de ruedas hizo la entrega del bastón a Sacha, cuando lo recibió y comenzó a bromear empujó a la señora al piso desde el escenario. Al parecer del golpe, el actor mató a la actriz.

El impacto de los asistentes fue evidente, y la producción decidió enviar a un corte comercial para evitar ver la imagen de la supuesta actriz fallecida.

Según CNN, una vez que volvieron del corte, el actor explicó la broma que había realizada. La actriz resultó ser una doble que se prestó para realizar la broma.