Última Hora

Las investigaciones que se realizan con respecto a la ubicación de helipuertos y posibles laboratorios de droga poco a poco revelan la planificación y reciente operación de un cartel mexicano al amparo de militares hondureños.

Fuentes de Telenoticias confirmaron que este grupo adquirió propiedades en zonas del caribe y el norte de nuestro país con el fin de instalar los campamentos que pretendían establecer la ruta aérea para el transporte de drogas con la ayuda de dos helicópteros.

Esa ruta tiene como punto de partida Panamá hacia los helipuertos ya descubiertos por las autoridades: Anturias en Pococí, Germania en Siquirres, y Cutris en San Carlos.

Se trata de un método operativo que requiere una inversión millonaria para la compra o alquiler de propiedades, adquirir combustible para aeronave, pagos a vecinos y la adquisición de vehículos.

Solo el cargamento de combustible hallado por el OIJ de Guápiles en un taller de Guácimo tendría un valor superior a los 4 millones de colones.

El grupo también habría pagado por la adquisición de armas de fuego como las decomisadas en diferentes allanamientos de la PCD y el OIJ.

Esta no es la primera vez que un grupo mexicano intenta establecer una ruta aérea utilizando helicópteros para el trasiego de drogas.

El 1 de mayo del 2009 se accidentó en el Cerro de la Muerte un helicóptero en el que viajaba un expiloto de Vigilancia Área del MSP y un mexicano.

En el sitio fueron hallados más de 300 kilos de cocaína.

Para ese trasiego, el grupo mexicano alquiló un hotel en la zona de Turrialba.

Por este caso solo hay un costarricense acusado pero por el delito de legitimación de capitales.

El OIJ de Guápiles y otros entes policiales continúan las investigaciones por el avistamiento de al menos dos helicópteros y la utilización de helipuertos y supuestos laboratorios en el Caribe el norte de nuestro país.