Última Hora

Una denuncia presentada ante la auditoria del Consejo Nacional de Viabilidad (CONAVI), advierte de supuestas irregularidades en la adjudicación de los trabajos para arreglar el hueco en circunvalación.

Los trabajos fueron adjudicados a la empresa CODOCSA, por 3.155 millones de colones.

La solución temporal al problema ya está próxima con los puentes Bailey que se están terminado de instalar, pero la solución definitiva aún está pendiente.

Se dio un primer paso con la apertura y adjudicación de las obras dos puentes de 75 metros a la empresa CODOCSA.

Sin embargo, para el gerente de contratación de vías y puentes del CONAVI, es motivo de denuncia.

Pues él sostiene que la administración se basó para adjudicar la obra en un informe de la razonabilidad de los precios que ofertó la empresa a CODOCSA y que elaboro el ing. Oldemar Sagot.

Sagot ya no trabajada para la gerencia de contratación cuando emitió el informe, tenía cinco días de haberse ido a trabajar a otra dependencia en la unidad ejecutora CONAVI -BCIE.

Dicha unidad no le corresponde estas funciones y consecuencia no estaba legitimada para hacer las valoraciones de precios ofertados de las obras.

La encargada de hacer análisis de contrataciones y verificar que los precios no sean excesivos ni ruinosos es la gerencia de
contratación, así lo han dicho en notas la auditoria y la administración del CONAVI en su manual de políticas y procedimientos.

Además, la Ley de Control Interno indica que se debe respetar el ordenamiento técnico y las jerarquías.

Sin embargo, el ministro y el director del CONAVI pidieron al ingeniero que emitiera el estudio de razonabilidad de precios en el caso de CODOCSA .

En una nota del 21 de octubre, se emite el informe que incluso viene con el membrete de la unidad ejecutora (que según la estructura administrativa y organizacional del CONAVI no tiene potestades para emitir estos informes).

El ministro de Obras Públicas y Transportes, Pedro Castro dijo conocer la denuncia y sostuvo que la dirección del CONAVI tiene potestades para escoger quien haga los análisis de precios.

Pero precisamente esta posición del ministro es cuestionada por el gerente de contratación en su denuncia, pues insiste en que quien hizo el informe de costos no estaba acreditado y que nunca le pidieron su dependencia criterio al respecto.

También hay inquietud, por la metodología en que se analizaron los precios cobrados por las dos empresas finalistas , pues fue distinta.

Por ejemplo Hernán Solís fue la oferta más barata 2.502 millones para hacer dos puentes, uno en cada sentido de la vía, y el estudio de la razonabilidad y precios para verificar que no fueran excesivos ni ruinosos, se hizo como estipula de la gerencia de contratación .

Tomaron como parámetro el costo que le puso la administración a las obras 2433.893 mil millones de colones y determinaron que estaba casi un 3% por encima lo cual consideraron normal .

Pero la forma en que Sagot analizó los precios de CODOCSA fue diferente porque no tomo como parámetro el precio de la administración, sino que tomaron como base el costo del metro cuadrado cobrado en otros puentes que había hecho CODOCSA .

De esta forma determinaron que lo que estaba cobrando para hacer los puente de Hatillo era 3.155 millones de colones y aun cuando estaba 653 millones más caro que la oferta menor, era un 20 % más barato que lo cobrado por metro cuadrado en otros puentes.

Lo cierto es que si los precios de CODOCSA (es decir los 3.155 millones que está cobrando por las obras) los hubiesen analizado con el parámetro del valor que le dio la administración a los trabajos , se hubiese declarado excesiva porque estaban más de un 20% arriba del valor de la administración. En consecuencia no habría calificado para adjudicarle los trabajos.