Última Hora

Eran casi las 11:00 a.m y en Hojancha, Guanacaste. Mientras los lugareños esperaban que fueran las doce, la familia de Fabiana Granados, preparaba el lugar donde verían el certamen.

Ahí reinaban las banderas de Costa Rica, sus fotos, pancartas y como en toda fiesta guanacasteca, los chicharrones y la cimarrona.

El momento que tanto esperaban ya estaba por llegar, pero antes la mamá de Fabiana expresó el gran orgullo y la emoción que sentía.

La espera terminó. La salida de Fabiana al escenario aceleró el ambiente a más no poder.

Las ansias se las comían con chicarrones, pero más de uno casi se ahoga cuando Fabiana fue llamada de primera al top 16.

La emoción y el orgullo nunca desapareció, pero la euforia del lugar se vino abajo cuando las posibilidades de pasar al top 10 dejaron de ser posibles.

Ella salió del país como la mujer más linda de Costa Rica, pero regresa mañana como una de las 16 más bellas del mundo.