Última Hora

Internacional

La sombra del tifón Haiyan planea en conferencia de la ONU en Varsovia

La delegada de Filipinas, Alicia Ilaga, recordó por su parte que durante la conferencia anterior de la ONU sobre el clima

AFP Agencia Hace 11/11/2013 8:20:00 AM

VARSOVIA, 11 noviembre 2013 (AFP) - Más de 190 países iniciaron este lunes dos semanas de negociaciones en Varsovia sobre el cambio climático para pergeñar un acuerdo para 2015, en medio de los ecos del davastador tifón Haiyan que habría dejado al menos 10.000 muertos en Filipinas.

"Nos reunimos hoy con el peso sobre nuestros hombros de muchas realidades que nos deben hacer reflexionar" como el "impacto devastador del tifón Haiyan", declaró la responsable del clima de Naciones Unidas, la costarricense Christiana Figueres, ante las delegaciones del mundo entero.

"Las próximas generaciones librarán una batalla inmensa" y "lo que se ventila aquí, en este estadio, no es un juego", espetó, haciendo referencia al lugar de Varsovia donde se realiza esta ronda de negociaciones hasta el 22 de noviembre.

"No hay dos equipos, sino la totalidad de la humanidad. No hay ni ganadores ni perdedores. O todos ganamos o todos perdemos", advirtió.

La delegada de Filipinas, Alicia Ilaga, recordó por su parte que durante la conferencia anterior de la ONU sobre el clima, realizada a finales de 2012 en Doha, su país ya se había visto afectado por otro tifón de categoría 5, Bopha.

"Y ahora estamos en Varsovia. Está oscuro, hace frío y triste no solo en Varsovia, pero también en mi país (...) ¿Qué más podemos pedir en esta conferencia sino hacer avanzar las negociaciones y transformar las promesas en actos?" se preguntó en una conferencia de prensa.

Otro delegado filipino, Naderev Sano, se declaró en huelga de hambre durante 12 días en solidaridad con sus compatriotas y en un intento de presionar a sus colegas para que haya avances.

Las negociaciones se anuncian tensas

La comunidad internacional quiere fijar como objetivo que la temperatura no suba más de 2ºC respeto a la que había antes de la era preindustrial.

Si no se hace nada, la temperatura podría aumentar 5ºC hasta finales de siglo, y los fenómenos extremos se multiplicarán, recordaron en septiembre los expertos del clima del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC).

La relación entre ciclones y cambio climático no acaba de poner de acuerdo a los especialistas, pero no descartan que haya fenómenos cada vez más extremos relacionados con la subida de las temperaturas de los océanos.

Varsovia inicia dos años de negociaciones que se espera concluyan en 2015 en París, con un acuerdo global, ambicioso y legalmente vinculante para reducir el gas de efecto invernadero (GES), que provoca las subidas de las temperaturas y que entraría en vigor a partir de 2020.

Hasta ahora, el único texto que limita las emisiones de gases de efecto invernadero es el protocolo de Kyoto, pero solo afecta a los países industrializado, con excepción de Estados Unidos que no lo ha ratificado y sólo cubre el 15% de las emisiones totales.

El futuro acuerdo, que sustituiría al protocolo de Kyoto en 2020, también incluiría a Estados Unidos, y a los grandes países emergentes, entre ellos China, primer contaminador del mundo.

Las discusiones no serán fáciles sobre todo en lo que respecta al alcance de los compromisos legales que contemplará el texto o el compromiso de las economías emergentes que enarbolan su derecho al desarrollo y la responsabilidad de los países industrializados en el calentamiento.

Christiana Figueres instó a las delegaciones que "aclaren los elementos del nuevo acuerdo que modelará las agendas climáticas, económicas, y de desarrollo después de 2020" y avancen en el dossier de la ayuda financiera para que los países del sur puedan adaptarse al cambio climático.

Los países del norte han prometido 100.000 millones de dólares de ayuda de aquí a 2020, pero los del sur no han visto todavía nada y temen que se trate de vacuas promesas.

En la segunda semana de negociaciones se sumarán los ministros de los países representados para tratar de perfilar un texto que será adoptado al final de la conferencia.

La próxima conferencia de la ONU sobre el clima tendrá lugar a finales de 2014 en Lima, antes de París que será designado oficialmente en Varsovia como capital anfitriona para el encuentro de 2015.