Última Hora

Amagos de violencia marcaron la consulta ciudadana sobre la construcción de un megapuerto en Limón, que quitaría a Japdeva el monopolio de las terminales portuarias.

Los ánimos se fueron calentando en la reunión abierta que realizó la Secretaria Técnica Ambiental (SETENA), para conocer las dudas de los ciudadanos sobre la opción de quitar a Japdeva la administración de los puertos y concesionarla a la empresa holandesa APM Terminals.

Según trascendió en el encuentro sindicalistas de Japdeva se abalanzaron sobre la mesa de SETENA.

La SETENA va devolver el estudio de impacto ambiental a la concesionaria para que realice una serie de cambios. La empresa tiene hasta 6 meses para presentarlo de nuevo, y después de eso podría recibir el aval para operar.

Mientras tanto, varios ciudadanos esperan que los sindicalistas no se opongan a la concesión.

Por ahora la SETENA asegura que no realizará una consulta de este tipo, pues recogió 50 inquietudes de los limonenses.