Última Hora

El hallazgo de pichingas con residuos de ácido acético deja en evidencia que en el campamento hallado por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en Guácimo, funcionaba un laboratorio narco.

Las pichingas con residuos de ácido acético son la principal prueba de que en el campamento hallado este viernes por el OIJ podría haber estado funcionando un laboratorio narco.

En el sitio se encontró una gran cantidad de recipientes vacíos y otros con alguna cantidad de este químico.

El ácido acético es utilizado para la elaboración de cocaína y como precursor de la heroína.

Este campamento fue encontrado en Germania de Guácimo por unos 56 agentes del OIJ que participaron del operativo.

En el sitio también se encontraron dos helipuertos y unas 70 pichingas con combustible para aeronave.

Ubicaron importantes evidencias como por ejemplo una bitácora de trabajos practicados al helicóptero hechos por hombres conocidos con los alias de el pana, chino, indio, rasta, negro y pamba.

De acuerdo con la policía este sería otro punto de aprovisionamiento de una ruta aérea por la cual estarían traficando armas y drogas.