Última Hora

Con los dos helipuertos ubicados la mañana de este viernes, ya suman cuatro los espacios clandestinos de este tipo que detecta el OIJ en la zona de San Carlos y Pococí.

A pesar de las intervenciones, las autoridades no han logrado ninguna captura.

“La estrategia que hemos utilizado no ha funcionado, habrá que estudiar otra posibilidad”, dijo Gustavo Mata, subdirector del OIJ.

Las condiciones del terreno dificultan el trabajo, pues ocurren en zonas montañosas y de difícil acceso.

Este viernes, por ejemplo, cuando finalmente se logró la intervención, la propiedad ya no estaba habitada.

La información con la que se cuenta es escasa y eso dificulta aún más el trabajo.

Las autoridades presumen que los vuelos que ingresan provienen de Panamá y de aquí se dirigen a algún lugar de Centroamérica aún no detectado.