Última Hora

A sus 30 años, don Johnny Vargas decidió cambiar el cigarro y el alcohol por un par de tennis y ropa deportiva.

Ahora, 33 años después, es uno de los pocos atletas que corre la carrera de relevos San José- Puntarenas sin un sólo compañero.

Mientras que los otros competidores tienen 12 relevos, él recorre los 112 kilómetros de distancia entre ambas provincias, sólo, sin descansar y sin queja alguna.

Don Johnny corre cerca de 280 kilómetros por semana para mantenerse en forma. Pero eso no es todo: también practica paracaidismo desde hace 20 años y sus logros son tan conocidos a nivel internacional que en Miami declararon el 1° de noviembre como el día de Johnny Vargas.

Él asegura que no es un adulto mayor que corre, sino un atleta con unos cuantos años encima.

Este viernes a las 7 de la noche don Johnny correrá la carrera de relevos hacia Puntarenas como es su costumbre, solo, y quiere mejorar su tiempo de 19 horas 50 minutos y 11 segundos.

Si todo sale bien, llegaría a Puntarenas el sábado a las 2 de la tarde.

Pero para él no es importante el sol, el dolor ni el cansancio; porque su motivación es vencerse a sí mismo.