Última Hora

La presidenta de la República, Laura Chinchilla, sostuvo una audiencia privada con el papa Francisco en el Vaticano.

Chinchilla, vestida con un traje de chaqueta negro y velo, saludó al papa con un apretón de manos y le dijo "mucho gusto", mientras que Francisco le deseó que se sintiese "como en su casa".

La mandataria se reunió con el pontífice en su biblioteca privada en la Santa Sede, a eso de las 10:30 de la mañana hora de Roma, 3:30 de la madrugada hora de Costa Rica.

Chinchilla aprovechó la cita para invitar al pontífice a visitar nuestro país, en el momento en que programe su próximo viaje a América Latina.

Por medio de su perfil en Facebook, la presidenta escribió: "Está en su casa" palabras de su Santidad Francisco cuando nos recibió”.

Chinchilla aprovechó el encuentro para entregarle al papa una estola confeccionada por indígenas costarricenses.

"Espero que esta estola se la ponga cuando venga a Costa Rica", dijo Chinchilla, que se reunió con el papa durante 25 minutos en la Biblioteca del Palacio Apostólico.

Por su parte, el papa entregó, como ha hecho con los líderes latinoamericanos con quienes se ha reunido, el libro con el documento final del encuentro plenario de las conferencias episcopales de Latinoamérica (CELAM) en el santuario de Aparecida en el 2007, del que Chinchilla aseguró que ya había leído algunas partes.

Francisco también le entregó la medalla de plata del pontificado a la presidenta costarricense, que exclamó "que era hermosísima".

Chinchilla también se reunió posteriormente con el Secretario para las Relaciones con los Estados, Dominique Mamberti, ya que aún no se ha incorporado el nuevo Secretario de Estado, Pietro Parolín.

En mayo de 2012, la presidenta fue recibida por el entonces papa Benedicto XVI, quien renunció a su cargo diez meses después.