Última Hora

El Ministerio de Salud ya dio el banderazo de salida para la venta legal de pólvora en el país. Las autoridades otorgan una serie de permisos hasta el 31 de diciembre para que se distribuya el producto dentro de establecimientos comerciales.

Pero los pequeños quiscos están en la mira de las autoridades sobre todo para evitar productos ilegales y que éstos lleguen a manos de menores de edad.

Precisamente la población infantil es la más vulnerable a sufrir quemaduras durante las fiestas de fin y principio de año.

En lo que llevamos del 2013, el Hospital de Niños ha atendido a 346 menores quemados, cifra que ya supera la de todo el 2011 y se acerca a la del año anterior.

Aunque sólo se reportan cuatro quemados con pólvora este año, estamos a las puertas de la época con mayor riesgo.

La ley prohíbe vender, facilitar o exponer a menores a la pólvora, y en caso de incumplimiento, los comercios se exponen a penas de entre 3 y 7 años de cárcel.