Última Hora

Una buena alimentación es fundamental en cada una de las etapas de nuestra vida, pero hay épocas que requieren especial atención.

Las necesidades nutricionales individuales cambian a medida que vamos envejeciendo.

Los adultos mayores necesitan los mismos nutrientes proteínas carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales, pero las cantidades varían.

Para los adultos mayores la fibra es esencial para mejorar la digestión y evitar el estreñimiento.

Identificar alimentos con nutrientes que suelen estar disminuidos es importante, sin embargo la forma de ofrecérselos dependerá de la condición de salud, capacidad masticatoria y digestiva.

Al incorporar dietas saludables se pueden revertir o retrasar cambios asociados al proceso de envejecimiento, asegurando así estilos de vida más independientes y buena calidad de vida.