Última Hora

Estamos haciendo como dicen el último esfuerzo: las últimas madrugadas del año, recordándole a los hijos que ya quedan sólo los exámenes finales, y tenemos la esperanza de descansar de las clases de los muchachos, al menos por unos meses.

Pero ¿qué pasa si su hijo aplaza y debe ir a convocatoria?

Quizás usted aún no tenga la certeza de que eso sucederá, pero los maestros a estas alturas, ya supone quienes tendrán que estudiar un poquito más después del fin del curso lectivo.

Por ejemplo Flory, tiene ya 18 años de ser educadora, en ese tiempo, muchos alumnos han pasado por sus aulas.

Por estas fechas, a la mayoría de los estudiantes aún les falta concluir pruebas para saber si quedarán aplazados, pero según el desempeño que han tenido durante el año, los profesores ya pueden sacar conclusiones.

El tenerlo claro les recuerda que deben apresurarse a informar cuáles son los temas que se evaluarán en la prueba de convocatoria, pues el sistema ha cambiado.

Por ser un lapso limitado, un consejo para aumentar las posibilidades de ganar esa prueba, podría ser que los padres y los mismos alumnos, sepan cuál es su mejor forma de aprenderse los temas que se evaluarán.

Si aún no tiene certeza, pero existe la posibilidad de que su hijo deba ir a convocatoria en este curso lectivo, la siguiente entrevista, es para usted.

Gabriela Madriz, psicóloga educativa, nos orientó sobre cómo asumir y ayudar a los muchachos que se tienen que preparar para convocatorias.

Si usted desea más ayuda comuníquese con ella al tel. 8848-3879 para contactarla o escríbale a gabimadriz@gmail.com.