Última Hora

Con tres goles Herediano despachó a un Saprissa que le faltó respuestas en los momentos que los locales golpearon.

El partido no fue un derroche de buen juego, pero los rojiamarillos hicieron lo suficiente para amanecer este domingo como líderes del Torneo de Invierno.

La primera mitad fue jugada con más tesón que seso.

Sobre el buen juicio y el buen pie reinó la marca, los amarres en la media cancha y la presión.

Se podría excusar esto al pensar dque ambos se jugaban la cima, pero la verdad es que los equipos abordaron la primera mitad con la mentalidad de no irse al descanso abajo, nunca con el marco rival entre ceja y ceja.

Poco hay que acotar más allá de un remate de Verny Scott del Herediano y la lesión del morado Josué Martínez.

Los equipos regresaron a sus camerinos tras 45 minutos debiendo al mote del “clásico del buen fútbol”.

La segunda parte no fue mejor que la inicial.

Las acciones se presentaron de manera tal que las emociones se vivieron al inicio.

Al 46’ y al 49 los morados Juan Diego Madrigal y Waston estuvieron cerca de anotar, pero fue este último el actor principal del primer grito de gol de la noche.

Scott desbordó sobre la banda derecha del Herediano y el centro fue desviado por Waston que con el autogol llenó de gol las gargantas florenses. Corría el 53’.

Cuatro minutos después Óscar Esteban Granados se elevaba solo en el segundo palo y con la testa ponía el 2-0.

El 3-0 caía por medio de Leandrinho al 89’.

Al final los heredianos celebraron a gol por punto y una fecha en la que de nuevo le arrebatan la cima al Saprissa.