Última Hora

Telenoticias captó el momento en que el grupo de choque del OIJ irrumpía en dos casas de habitación y una armería, ubicadas en Curridabat, Sabana Sur y Barrio Escalante.

Su objetivo era detener a una Célula de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia las FARC, que se asentó en costa rica para el tráfico de armas y drogas.

Agentes de la Sección de Estupefacientes del OIJ lograron infiltrarse en la organización para coordinar compra de cocaína y armas.

La información de inteligencia fue aportada por la DEA, que es la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos.

En los allanamientos decomisaron 492 kilos de cocaína, fusiles de asalto, rifles de francotirador con miras telescópicas y pistolas.

Llamó la atención de las autoridades encontrar un silenciador para un fusil de asalto.

Los detenidos son cuatro colombianos de apellidos Quijano, Sevillano, Soto e Higuita.

También detuvieron al dueño de una armería que opera en Barrio Escalante. Se trata de un costarricense de apellido Martín, de 38 años-

También arrestaron a un empleado de Martin de nacionalidad nicaragüense y de apellido Herrera

Con el decomiso de un lote de armas en un campamento en la frontera norte semanas atrás comenzó a escucharse que grupos armados al estilo de las guerrillas estarían operando en el país.

Con este decomiso se reafirma esa teoría que mantiene un fuerte despliegue policial en la zona norte en busca de helicópteros que estarían ligados con estos grupos.