Última Hora

Desde pequeña sintió agrado por el fútbol, sin embargo, las constantes lesiones la obligaron a cambiar de deporte, encontrando en el racquetball una ilusión que se encendió a los siete años.

Tres años más tarde, Maricruz Ortiz, se convirtió en bicampeona mundial en la categoría infantil, luego de mucho esfuerzo y entrenamiento.

Esta niña ganó la medalla de oro en Bolivia el fin de semana en el mundial de esta disciplina.

“El torneo estuvo muy intenso, y los partidos muy difíciles”, mencionó Ortiz.

El aplomo y carácter a su corta edad, además de su disciplina y talento, son las características que han hecho destacar a Maricruz, según sus familiares.

La joven atleta costarricense, podrá revalidar su título en el Campeonato Infantil y Juvenil de Racquetball, que se efectuará en octubre del 2014 en Colombia.