Última Hora

Un colombiano con residencia costarricense sería el enlace de las FARC con grupos costarricenses que custodiaban armas y el cargamento de droga decomisado esta madrugada.

El hombre, que está casado en nuestro país con una costarricense, está identificado como Jair Montaño Montaño, alias “Pecueca”, quien se encuentra detenido en Panamá tras ser sorprendido con una identificación falsa de policía.

Las investigaciones de inteligencia de Panamá y Costa Rica revelaron que Montaño Montaño es un miembro activo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Telenoticias supo que desde hace varias semanas se le sigue la pista por trasiego de drogas y armas, situación que lo puso en la investigación sobre la aparición de armamento pesado en el último mes en Costa Rica.

De hecho, las 40 armas decomisadas la noche de este jueves y madrugada de este viernes, así como 400 kilogramos de cocaína, podrían estar vinculados con su operación en Centroamérica.

Este hombre de 31 años, nació en Buenaventura Colombia, Valle del Cauca, pero obtuvo la nacionalidad costarricense en circunstancias que investigan las autoridades.

Montaño es requerido por la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA), y además lo vinculan con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La retención de Montaño Montaño está antecedida por las capturas en Colombia de Elkin Javier López Torres, alias "El señor de la silla", cabecilla del cartel de “Los Caribeños"; además de Edison Rodolfo Rojas, alias "Pichi", jefe del cartel de “La Oficina"; y Alex Antonio Moreno Delgadillo, alias "Caballo", cabecilla de “Los Rastrojos", todos colombianos y posiblemente ligados a las FARC.

Las FARC es una narco-guerrilla colombiana que ha tenido importantes bajas en los últimos años.

A criterio de los especialistas, aunque su función de guerrilla ha disminuido, son muy fuertes aún en el tráfico internacional de drogas, y están aliados con importantes carteles mexicanos como el de Sinaloa.

El trasiego de armas podría estar vinculado al cuido de la droga que trasiegan, más que para introducirla a su país, según investigaciones recientes en Colombia.

Fuentes judiciales confirmaron que en las últimas semanas han estado investigando a unos seis grupos criminales costarricenses, quienes podrían estar vinculados con el miembro de las FARC detenido en Panamá.