Última Hora

Mientras otras estrellas gastan millones en la producción de videos musicales, el cantante, David Bowie, confesó que su más reciente video le salió muy barato.

El artista indicó que su nuevo video tuvo un costo de $12.99.

El video fue grabado y editado en una oficina en Manhattan y corresponde a la canción “Love Is Lost”, producida por James Murphy.

La canción forma parte del disco “The Next Day Extra”, una edición de lujo del álbum publicado por el artista en marzo.

Según The Huffington Post, el costo del video se compara con el costo de una “llave maya” o dispositivo USB.

La nueva edición del disco llegará al mercado el 5 de noviembre.