Última Hora

Unas 67 amanecieron prácticamente en la calle este martes, luego de que un incendio la tarde del lunes, consumiera sus casas en Cristo Rey.

En total, 1000 metros cuadrados de construcción fueron consumidos por las llamas, entre casas de habitación y cuarterías que daban techo a decenas de personas.

Esta mañana, los afectados buscan entre los escombros algunas de sus pertenencias, tarea complicada debido a que el incendio consumió la totalidad de las estructuras.

Javier Gómez, uno de los damnificados, dijo que por sus casas ya no hay nada qué hacer, pues el daño fue total y solo les queda limpiar el lote para intentar levantar al menos un techo.

Estas personas debieron pasar la noche en uno de los salones del centro Obras del Espíritu Santo, donde además, muchos reciben asistencia psicológica debido al daño emocional producto del siniestro.

Si usted desea colaborar con estas familias, pues comunicarse al número telefónico 6010-5073, de Diego Rojas, quien es uno de los vecinos afectados.