Última Hora

La mujer que decide interrumpir su embarazo, enfrenta lo que los especialistas llaman síndrome post aborto.

Que por lo general lo vive en solitario y perdura largo tiempo, hasta que ella decida buscar ayuda.

Acabar con la vida de su hijo, lleva a las mujeres a experimentar un proceso de duelo, que por lo general, se vive en soledad, por miedo o vergüenza a ser juzgada.

Es importante que la madre que decidió interrumpir su embarazo, busque ayuda emocional y logre auto perdonarse.

Hace 28 años, María decidió trabajar como voluntaria en el Proyecto Esperanza, que ayuda a las mujeres con síndrome post aborto y a aquellas que están indecisas entre dejar nacer a su hijo o no.