Última Hora

Una encuesta de UNIMER publicada en el diario La Nación este martes, coloca a Johnny Araya en un primer lugar en la contienda por la elección presidencial.

Johnny Araya obtiene, como máximo, el apoyo del 27,5% del total del electorado. El exalcalde de San José no ha perdido apoyo, pero tampoco ha logrado ganar seguidores en estos siete meses.

Los datos son casi iguales a los de encuestas de febrero (27%) y junio (26%).

Rodolfo Hernández, candidato del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC). A él lo estaría apoyando como máximo el 10,6% del total de los ciudadanos convocados para votar el domingo 2 de febrero.

Le sigue muy de cerca el candidato libertario Otto Guevara , con un respaldo que puede ir de 4,1% a 9,7%.

El diputado José María Villalta, candidato del Frente Amplio, se queda en el cuarto puesto, pues logra un apoyo que va entre un 2,2% y un 7,8%.

El candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), Luis Guillermo Solís, aparece con un 2%.

Con este panorama, el analista Juan Carlos Hidalgo, asegura que si bien Araya no gana seguidores, puede verse de manera positiva en el hecho de que tampoco pierde posicionamiento.

“A pesar de la mala publicidad, (Araya) se mantiene constante en su voto, este podría ser su piso. Esto parece confirmar el hecho de que Johnny no bajará de este piso en los próximos meses”, consideró.

En un blog en el periódico El Financiero, Hidalgo se titula un artículo sobre el candidato verdiblanco como “Oda a la ineptitud” y asegura que “No hemos visto mayor propuesta del candidato”.

Él reclama carencia de argumentos en los grandes temas, como política fiscal, monetaria, y comercial. Además de estar ausente, pues no ha asistido a ninguna debate presidencial.

“Será que un miembro de la Selección Nacional lo invite para que asista a uno (debate)”, agregó.

Hidalgo asegura que en el caso del Dr. Hernández, “refleja que la estrategia de hablar de entrar a los problemas con tijeras y bisturí le ha funcionado. La cultura de un doctor siempre ha tenido un impacto en el costarricense, ha funcionado por lo menos para tenerlo en segundo lugar”, dijo.

Mientras que a Luis Guillermo Solís, “le va a preocupar que Villalta le está robando votos en el centro izquierda, le tocarán los debate para levantar, pues es un buen orador”, consideró.

Para el analista, la pregunta que queda en el aire es quién se posicionará en segundo lugar.

Según él, por el momento Araya está haciendo cuentas con los números actuales, que de manera ajustada le eximirían de una segunda ronda, algo que se ve poco probable.

Eso sí, “estamos ante una panorama electoral desolador”, anunció, pues considera que “tenemos el nivel de candidatos más bajo de los últimos tiempos”.

Para Hidalgo, así de preocupante es el panorama, pues, cuestiona la seriedad y calidad de todos los candidatos.