Última Hora

La nueva cárcel (proyecto Terrazas) que construye el Ministerio de Justicia y Paz en San Rafael de Alajuela, antigua Reforma, le cuesta al país 24 millones de dólares, tiene un avance del 70% y albergará a 1.248 privados de libertad.  ​

El nuevo centro penitenciario de 17.000 metros cuadrados se construye con fondos propios con presupuesto al Patronato de Construcciones, Instalaciones y Adquisición de Bienes; órgano adscrito al Ministerio de Justicia y Paz cuya función principal es coadyuvar tanto en el desarrollo y mejoramiento de la infraestructura penitenciaria del país.

El proyecto comenzó su etapa constructiva el 13 de diciembre de 2019 en el Complejo Occidente y se espera que esté terminado a finales de 2020.

“Esto es parte del compromiso que el Ministerio de Justicia y Paz ha adquirido para la reducción del hacinamiento, pero sobre todo para la humanización del espacio penitenciario.  Esto demuestra el compromiso que, como administración, hemos impulsado para garantizar los derechos de las personas privadas de libertad, así como garantizar también los procesos que les permitan lograr la reinserción social”, dijo Viviana Boza Chacón, viceministra de Justicia.

Ya están construidas las estructuras modulares que albergarán a los privados de libertad, además del puesto de revisión e ingreso, los gimnasios, los dormitorios de la Policía Penitenciaria, las siete aulas, los dos talleres industriales, las oficinas administrativas y la clínica.

“Es una obra muy horizontal, por lo que logramos tener cinco frentes de trabajo. Estamos levantando los edificios al mismo tiempo”, señaló el ingeniero a cargo de la obra, Federico Acón, de la empresa Van Der Laat Jiménez.

El proyecto “Terrazas” es el centro penitenciario más grande de la última década.

Según datos del Ministerio de Justicia, entre mayo de 2018 y diciembre de 2019 la población penitenciaria creció en casi 2.000 personas. 

En la actualidad más de 16.000 personas guardan prisión.