Última Hora

Los protocolos sanitarios estaban listos en todos los templos católicos, pero muchos no pudieron reabrir el fin de semana.

Algunos, por estar en zona con alerta naranja, tenían prohibición y a otros se les dificultó organizar la asistencia.

El Ministerio de Salud solamente permite 75 personas por misa.

Tanto en las parroquias de Alajuela como en la parroquia San Ramón Nonato de Sabanilla los protocolos sanitarios fueron estrictos y se apegaron al número de fieles permitido por Salud.

Una experiencia muy ordenada se vivió en las parroquias de Betania,  Santa Ana, y Río Oro.

En la entrada no hubo contratiempos porque utilizaron el sistema 'Reserva tu misa' de Publitickets para controlar previamente el número de personas permitidas.