Última Hora

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) insiste en el llamado a la prevención debido al aumento de casos por COVID-19 en el país durante la última semana.

Este domingo se registran 151 diagnósticos nuevos por el nuevo coronavirus en el país, por lo que la cifra total de casos ya alcanza los 3.130. De mantenerse un promedio diario similar, la CCSS prevé un colapso hospitalario en tres semanas.

Según el Dr. Mario Ruiz, gerente médico de la CCSS, el país está a tiempo de prevenir esta situación, ya que no hay un sistema de Salud que pueda soportar una pandemia cuando los números se vuelven exponenciales.

Ruiz comparó la situación actual del país con la preparación que debe tener un paciente de cáncer y su familia para someterse a una operación quirúrgica.

“Como país estamos enfrentando la peor crisis sanitaria de la historia y tenemos un enemigo en común que es la pandemia y debemos entender que estamos asumiendo el reto pero sin perder la esperanza”, explicó Ruiz.

El médico detalló la capacidad hospitalaria que tiene el país para atender pacientes positivos por COVID-19 y recalca que “los recursos son finitos y hay un límite”.

“Este aumento de pacientes está generando una presión hospitalaria. Vamos analizando todas las opciones con anticipación. Esta peste es como un cáncer que debemos resolver como sociedad”, agregó.

Escenarios.

En el país tuvieron que transcurrir 83 días para alcanzar los primeros 1.000 casos, 21 días para los 2.000 casos y en cuestión de una semana se alcanzaron los 3.000.

“La velocidad de aparición de diagnósticos aumentó 10 veces con respecto a los primeros días, donde se presentaba una muestra positiva por cada seis realizadas, pero ahora tenemos una muestra positiva por cada tres negativas”, detalló.

Se registran 175 hospitalizaciones, de las cuales 139 egresaron satisfactoriamente. La estancia promedio de un paciente en salón es de 8.7 días, mientras que se duplica a 16.4 los días para una persona que necesite una Unidad de Cuidados Intensivos.

La CCSS indicó que tiene 773 camas libres en salón para atender pacientes COVID y con otras patologías, así como 19 camas de Cuidados Intensivos exclusivas para la atención del nuevo coronavirus.

Ante esta situación se analizan tres escenarios. 

“Si tuviéramos 305 casos semanales, es decir 44 diarios, algo que ya pasamos, llegaríamos a un 40% de la ocupación con 10 pacientes UCI en la tercera semana”, explicó Ruiz.  

El segundo escenario es con 575 casos semanales, es decir 82 diarios, donde se compromete la capacidad a un 75% de ocupación, que significa 18 pacientes en la UCI en la tercera semana

“Con 760 casos semanales, 109 diarios, se agotan las camas COVID-19. Actualmente estamos teniendo un promedio de 150 casos diarios y si se mantiene durante tres semanas llegaríamos a enfrentar esta situación”, concluyó Ruiz.