Última Hora

Una rara oscilación del campo magnético de la Tierra fue detectado el pasado martes y casi todo el planeta.

Los campos magnéticos no son anormales en el mundo, sin embargo, este genera consternación en la comunidad científica ya los campos magnéticos son producidos por tormentas solares o tormentas geomagnética que provocan la perturbación, en este caso, ninguna de las dos anteriores lo produjo.

Por lo que lo ocurrido es considerado una anomalía magnética que se extendió desde Hawái hasta China por 30 minutos.

La rara actividad fue detectada por Intermagnet (red global de observatorios que monitorean el campo magnético del planeta). Incluso aseguran que también fue ubicada en el Círculo Polar Ártico y en la Antártida.

Al igual que Intermagnet, los magnetómetros del Reino Unido en Preston. Así como el magnetómetro ubicado en las Islas Lofoten de Noruega lo registraron.

"Fue notable, nuestro campo magnético se movió hacia adelante y hacia atrás en aproximadamente 1/3 de grado. También detecté corrientes terrestres con el mismo período de 10 minutos", expresó a medios internacionales Rob Stammes, encargado del magnetómetro en Noruega.

“Actualmente el sol se encuentra en un estado tranquilo que incluso podría decirse que no encontramos en el mínimo más profundo de la actividad solar en un siglo”, explicó en sus redes sociales el científico Tony Phillips, descartando por completo que pudo ser provocado por una tormenta geomagnética.

Para confirmar más la teoría, los datos del satélite climático Deep Space Climate Observatory (DSCOVR, por sus siglas en inglés) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos NOAA (por sus siglas en inglés), no mostraron aumento en la velocidad del viento solar u otros factores que pudieran explicar la perturbación.

Efecto caído de alfiler

En el mundo de la física espacial el fenómeno detrás de esta anomalía se conoce como “pulsación continua” u ondas de “PC”.

“Imagínese soplando sobre un trozo de papel, haciéndolo revolotear con la respiración. El viento solar puede tener un efecto similar en los campos magnéticos. Las ondas son esencialmente aleteos que se propagan por los flancos de la magnetosfera de la Tierra excitados por el aliento del sol. Durante las fases más activas del ciclo solar, estos aleteos se pierden fácilmente en el ruido de la actividad geomagnética ruidosa. Pero durante la quietud extrema del Mínimo Solar, tales ondas pueden hacerse escuchar como un alfiler que cae en una habitación silenciosa”, explicó Phillips a la cadena de noticias Reuters.

Las ondas de PC se clasifican en 5 tipos según su período. La ola de 10 minutos del 23 de junio cae en la categoría Pc5. Las ondas Pc5 lentas se han relacionado con una pérdida de partículas de los cinturones de radiación de van Allen. Los electrones energéticos surfean estas ondas hacia la atmósfera de la Tierra, donde se disipan sin causar daño.