Última Hora

El Instituto Nacional de Aprendizaje fabricó 13.200 caretas protectoras para trabajadores de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) que atienden directamente a pacientes con COVID-19.

La manufactura fue desarrollada por el laboratorio Innovatio del Centro Especializado en Industria Gráfica y Plástico del INA, con asesoría de personal de la CCSS y funcionarios del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC).

El Presidente de la República, Carlos Alvarado, destacó la capacidad de innovación en cuanto a insumos médicos que han tenido diferentes instituciones nacionales durante la pandemia.

“Hace tres meses Costa Rica no tenía experiencia en diseño de muchos materiales. Hoy somos capaces de diseñar caretas, hisopos o distintos tipos de equipos de protección”, resaltó el mandatario.

“Este proyecto permitió que nuestro personal generara conocimiento que posteriormente será transferido al sector productivo, lo cual impactará también en el proceso de reactivación económica”, agregó Andrés Valenciano, presidente ejecutivo del INA.

Las caretas llegaron al Centro de Distribución Central (ALDI) de la CCSS, ubicado en Curridabat, que tiene un área similar a cinco canchas de fútbol donde se almacena, alista y distribuyen todos los productos para la institución.

Según Román Macaya, este gran almacén maneja un inventario promedio de 1.400 productos cuyo valor supera los ₡60.000 millones y ha resultado “neurálgico” para la atención de la emergencia.

“Esta área es vital no solo en el aprovisionamiento de medicamentos e insumos médicos, sino en el apoyo a operaciones logísticas que requiere toda nuestra institución”, expresó Macaya.

En el ALDI trabajan 250 funcionarios de la institución.