Última Hora

El Borussia Mönchengladbach se quedó con la cuarta posición de la Bundesliga y con ello con la última plaza en juego para la próxima Liga de Campeones, este sábado en la 34ª y última jornada de la Bundesliga, en la que el histórico Werder Bremen evitó el descenso directo y jugará un repechaje por la permanencia.

El 'Gladbach' dependía de sí mismo para conseguir esa plaza de Champions, para lo que le hacía falta un único punto. No sufrió e incluso ganó con cierta comodidad (2-1), con tantos de Jonas Hofmann (minuto 7) y Breel Embolo (78), a un Hertha de Berlín (10º) que ya no se jugaba nada.

Hizo así inútil el esfuerzo del Bayer Leverkusen (5º), que finalizó dos puntos por detrás tras ganar 1-0 al Maguncia (13º) y que tendrá que conformarse con jugar la Europa League.

El equipo de Mönchengladbach se tomó así la revancha de lo que ocurrió el año pasado, cuando en la última jornada se quedó sin plaza para la Liga de Campeones porque se la quedó precisamente el Bayer Leverkusen.

En la próxima temporada del máximo torneo europeo en representación de Alemania estarán también el Bayern Múnich (campeón de esta Bundesliga desde el pasado 16 de junio), el Borussia Dortmund (2º) y el RB Leipzig (3º). Todos ellos tenían su plaza segura antes de esta jornada.

Bayern, final a lo grande

El Bayern se despidió de esta Bundesliga con una cómoda victoria, por 4 a 0 en Wolfsburgo, para hacer un pleno de nueve triunfos ligueros en nueve partidos desde que se reanudó a mediados de mayo el campeonato, tras dos meses de parón por el nuevo coronavirus.

Los tantos del campeón llevaron la firma de los franceses Kingsley Coman (minuto 4) y Michaël Cuisance (37), del polaco Robert Lewandowski (72) y de Thomas Müller (79).

Lewandowski, que anotó de penal, acaba el curso con 34 tantos, como máximo anotador del campeonato.

El Bayern termina con 100 tantos marcados, muy cerca de la marca mítica de 101 que alcanzó en una única ocasión, en la 1971-1972 con el equipo de Franz Beckenbauer y Gerd Müller.

Los muniqueses finalizan el curso con 13 puntos de ventaja sobre el Borussia Dortmund, que tenía ya seguro el subcampeonato y que en esta última jornada fue claramente superado en casa (4-0) por el Hoffenheim (6º), clasificado para la próxima Europa League y donde deslumbró el croata Andrej Kramaric, autor de los cuatro goles de su equipo.

El Wolfsburgo (7º) tendrá que jugar las rondas preliminares de esta Europa League.

Al Bayern le queda por jugar la final de la Copa de Alemania, ante el Bayer Leverkusen el próximo fin de semana, y la recta final de la Liga de Campeones en agosto.

El milagro de Bremen

En la parte baja, la gran noticia fue la carambola que permitió al Werder Bremen evitar por ahora el descenso.

El histórico equipo del norte de Alemania, que ha jugado en la élite en 56 de las 57 temporadas desde la creación de la Bundesliga en 1963, arrolló 6-1 al Colonia (14º) y finalizó antepenúltimo, en el decimoctavo lugar, lo que le obligará a jugar un duelo a ida y vuelta contra el tercer clasificado de la segunda categoría, al que deberá superar para mantenerse en primera.

Adelantó 'in extremis' en un punto al Fortuna Düsseldorf (19º), derrotado 3-0 por el Unión Berlín (11º) y que baja este sábado un puesto, con lo que acompaña al ya condenado y colista Paderborn a la segunda división.