Última Hora

El cineasta y director teatral ruso Kirill Serebrennikov fue condenado el viernes a tres años de cárcel en suspenso por un delito de fraude con fines de enriquecimiento personal, un caso que sus partidarios consideran que está politizado.

"Serebrennikov, (sus coacusados) (Yuri) Itin y (Konstantin) Malobrodski cometieron fraude de magnitud particularmente importante" en detrimento del ministerio de Cultura, según la sentencia de la juez Olessya Mendeleieva.

De todas formas "la rehabilitación de Serebrennikov es posible sin pena real", añadió la juez.

"Sin comentarios" se limitó a declarar el cineasta tras la lectura de la sentencia.

El autor, que era director artístico del Centro Gogol, un célebre teatro moscovita, no podrá dirigir ningún organismo cultural durante esos tres años, y deberá pagar una multa.

La fiscalía requería seis años de prisión.

Kirill Serebrennikov, de 50 años, era juzgado por haber desviado entre 2011 y 2014 unos 129 millones de rublos (1,65 millones de euros al cambio actual, 1,82 millones de dólares) de subvenciones públicas.

La juez acusa a los procesado de haber actuado en grupo, dirigidos por Serebrennikov.

El cineasta fue detenido en agosto de 2017 cuando rodaba en San Petersburgo su película "Leto". Fue llevado a Moscú, donde permaneció en arresto domiciliario hasta abril de 2019.

Varias personalidades culturales rusas y extranjeras le expresaron su apoyo, y consideran que su arte se opone al conservadurismo de las autoridades rusas, lo que pudo causarle estos problemas judiciales.