Última Hora

Todas las cuarterías están ubicadas en el distrito La Merced, en el cantón central de San José.

En una de ellas se detectaron tres casos de positivos de COVID-19, y en las otras tres hay al menos una persona contagiada.

Debido a las condiciones en las que habitan estas personas, fue necesario poner en cuarentena a los 150 ocupantes de las cuarterías.

Con cámaras de seguridad y recorridos, los oficiales vigilan que todos cumplan con la cuarentena, mientras se determina si hay nuevos casos.

Las cuarterías en San José se vuelven un gran problema para las autoridades en medio de la pandemia.

Los propietarios de estas estructuras están al margen de la ley.

Las cuatro cuarterías en aislamiento fueron cercadas con cintas y vallas de la Policía Municipal de San José.

La mayoría de las personas que residen en estos sitios son vendedores ambulantes de la zona y trabajadores de construcción.