Última Hora

Alajuelense y Saprissa comienzan este miércoles a escribir un capítulo más en la rivalidad que marca el fútbol nacional. La final de la segunda fase del Clausura 2020 enfrenta a los dos equipos más goleadores del certamen y para entender lo que cada uno pondrá en el césped del Morera Soto es válido ver cómo llegan las anotaciones.

Mientras Alajuelense marcó 42 goles en la fase regular los morados lo hicieron 41 veces. En Tibás la cuota goleadora la lleva el máximo artillero del torneo, Christian Bolaños (18), seguido de lejos por Ariel Rodríguez (6), Mariano, Manfred Ugalde y Johan Venegas (3).

En el caso de los rojinegros el ataque es más repartido. Lassiter y Jonathan Moya llevan 9, McDonald 6 y Álex López 5.

Analizar cómo los goles llegan a las gargantas de las feligresías moradas y rojinegras explica el libreto de Carevic y Centeno.

Para los locales de este miércoles la generación de juego va por las bandas. La velocidad de Lassiter y Allen Guevara, lanzados por López, hace de la maquinaria liguista una llena de vértigo, que juega cómodamente al contra golpe.

El juego por los costados abre los espacios para las llegadas por el centro de Moya y ‘Mac’.

Centeno en cambio busca un juego más pausado, donde el movimiento de balón es la clave. Si bien es cierto Saprissa es más vertical hoy que al inicio de la gestión de Paté, los morados buscan romper la línea por el centro y abrir la cancha para las llegadas de los volantes exteriores a los campos dejados por los delanteros.

Bolaños es el que más se ha favorecido con esta dinámica, anotando muchos goles llegando al segundo palo, recogiendo rebotes porque la defensa ha rotado con sus compañeros que juegan por el centro.