Última Hora

Intel Costa Rica donó $15 mil dólares a una comunidad de Belén, dinero que beneficiará directamente a decenas de familias; también entregó otros $15 mil dólares a tres pequeñas y medianas empresas (pymes) lideradas por mujeres. 

Las donaciones son parte del esfuerzo de la compañía para apoyar a los afectados por la emergencia generada por COVID-19.

“Con el apoyo de la Fundación Intel hoy podemos colaborar para que muchos hogares del cantón, impactados por la crisis que ha generado la pandemia, puedan recibir alimentos, a través de la donación de $15 mil dólares a la Asociación Cívica Pro Identidad de Belén. Con ese dinero se podrán adquirir más de 270 diarios, para familias que se encuentran en una situación difícil”, indicó Timothy Scott Hall, de Intel Costa Rica.

Para la trasnacional esta es una oportunidad de unirse en pro de los más necesitados.

“Desde la alcaldía agradecemos a la empresa Intel por el valioso apoyo en estos momentos tan difíciles”, manifestó el alcalde de Belén, Horacio Alvarado Bogantes.

Intel cuenta, además, con unos 2.100 colaboradores a quienes tres pymes, lideradas por mujeres, ofrecen sus servicios dentro de las instalaciones de la empresa. Por eso, al estar la mayoría de los colaboradores en teletrabajo, sus ingresos se han visto reducidos considerablemente.

De ahí la intención de apoyar a estas pequeñas empresarias: Intel les donó $5 mil dólares a cada una para que puedan mantener a flote sus negocios.

A estas donaciones se suma otra de $70 mil dólares realizada días atrás a la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE).

Un grupo de colaboradores de Intel trabaja con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para desarrollar modelos matemáticos y estadísticos de orden predictivo en el manejo de la crisis por el COVID-19.

Intel también le donó a las autoridades más de 23 mil mascarillas.