Última Hora

Pasar horas sin electricidad o no poder terminar de hacer múltiples tareas porque la energía se fue, se ha vuelto una constante para cientos de pobladores del distrito de Rivas de Pérez Zeledón.

Kristel, una joven universitaria, pierde con frecuencia los trabajos en línea que los estudiantes realizan en Zoom con el profesor debido al COVID-19.

La situación se repite en la casa de doña Nelly y en la de doña Lorena.

El proveedor de electricidad en la zona es el ICE. Las autoridades aseguran que están trabajando en una solución, pero que las condiciones atmosféricas no ayudan.

Los vecinos que han sufrido daños en sus artículos pueden presentar sus denuncias en las oficinas del ICE.

También pueden denunciar al correo icelec@ice.go.cr.