Última Hora

El Lhassa Chengtou, primer y único club de fútbol profesional del Tíbet, desaparecerá debido a una serie de polémicas ligadas a la celebración de sus partidos en una de las ciudades más altas del mundo, a 3.650 metros de altitud.

El Lhassa Chengtou solo ha jugado dos partidos en casa esta temporada, en el campeonato chino de tercera división, y en cada ocasión el árbitro tuvo que parar el duelo durante un cuarto de hora para permitir a los jugadores respirar oxígeno en botella, según la agencia Xinhua.

La temporada pasada este club terminó el 26º entre los 32 clubes de tercera división, jugando la mayor parte de sus partidos de casa en Deyang, en la provincia de Sichuan, a 2.400 km. de Lhassa.

"Queríamos ser una ventana al mundo para el fútbol tibetano, hicimos el máximo para poder recibir partidos en el Tíbet, pero en vano", lamentó la entidad en un comunicado en la red social Weibo dedicado a sus 2.500 seguidores.

El golpe de gracia lo dio la Federación China de Fútbol (CFA) decidiendo no validar los resultados de los partidos en altura, por razones ligadas a la seguridad de los jugadores.

Según algunas fuentes, durante un partido del Lhassa, seis jugadores del Shenzhen Pengcheng salieron en camilla tras haber sido víctimas del mal de altura, información desmentida por la policía tibetana.

El Partido Comunista Chino contaba con este club, creado hace tres años, para ayudar a los tibetanos a sentirse mejor integrados. Pero la situación geográfica ha sido un obstáculo insalvable.

"Todos los terrenos disponibles en el Tíbet están situados a más de 3.000 metros de altitud", subrayó la agencia Xinhua.

Precedente sudamericano.

El problema del fútbol tibetano recuerda la polémica que surgió en 2007 con una decisión del comité ejecutivo de la FIFA antes de su 57º congreso: prohibir los partidos internacionales a más de 2.500 metros de altitud para preservar la salud de los jugadores.

Esta medida afectaba particularmente a varios países de Sudamérica, especialmente Bolivia, cuyo equipo nacional jugaba normalmente en La Paz (3.600 metros de altitud), Colombia (Bogotá, 2600 metros de altitud) y Ecuador (Quito, 2800 metros de altitud), además de Perú.

Luego la FIFA se echó atrás en su decisión y dos años más tarde la Argentina de Lionel Messi se quedó sin aire en Bolivia y cayó 6-1 en las eliminatorias del Mundial de Sudáfrica-2010.

Situación económica preocupante.

Según el club tibetano, en su desaparición existe otro factor: la prohibición por parte de la CFA de dar a los clubes nombres comerciales. El Lhassa Chengtou llevó durante un tiempo el patrocinio de una empresa de trabajos públicos, 'Lhasa Urban Construction Investment', propiedad del Estado.

Todo el personal, los jugadores y los entrenadores fueron despedidos la semana pasada. En tres años, solo habrá disputado cinco partidos en casa, según Global Times. Quedarán 70 jóvenes canteranos, que tienen entre 13 y 16 años, que siguen entrenándose en condiciones extremas, en altitud, y cuyo futuro es incierto.