Última Hora

Los estafadores utilizan una nueva trampa para hacer caer a los usuarios a través de WhatsApp: elaboran perfiles para suplantar la identidad de los bancos y entidades financieras, simulando ser plataformas oficiales de servicio al cliente.​

De esta manera, buscan entrar en contacto directo con los usuarios y solicitan información personal para llevar a cabo la estafa.

Ante esta situación, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT) hace un llamado a la población para que no caiga en el nuevo timo.

Recomendaciones

Primero se debe mantener alerta, si recibe correos de remitente desconocido, no los abra. Además, no ingrese a enlaces que le faciliten o números para contacto por redes sociales como WhatsApp.

Verifique la dirección del correo recibido y, ante la duda, comuníquese con la institución para consultarle por el mismo. Fíjese en el sitio oficial de su entidad financiera los medios de contacto oficiales con sus clientes.

El usuario deberá revisar que las cuentas empresariales de WhatsApp son validadas. Esto lo puede verificar revisando que el título del nombre tenga un "check" en color verde al lado derecho, como se muestra en la imagen adjunta.

Sea cuidadoso con sus datos personales: es importante preguntarse para qué quiere alguien su información y si esto es apropiado. No hay razón para que alguien necesite su nombre de usuario, contraseña, pin o “token” para acceder a información pública.

No se apresure ni se sienta bajo presión ante una solicitud de información: los cibercriminales utilizan emergencias como el COVID-19 para que la gente tome decisiones rápidas. Tómese su tiempo cuando alguien le pida información personal para analizar si realmente es necesario brindarla. Tenga cuidado si está siendo presionado para compartir información o realizar un pago de inmediato.

Puede instalar un antivirus y un "antimalware" en sus equipos para prevenir infecciones y descarga de "malware".

Además, no responda llamadas o mensajes de texto de números desconocidos, o cualquier otro que parezca sospechoso.

Nunca comparta su información personal o financiera por correo electrónico, mensajes de texto o por teléfono.

MICITT indicó que los estafadores a menudo falsifican números de teléfono para engañar y obligar a la víctima a responder. Las instituciones gubernamentales nunca lo llamarán para pedirle información personal o dinero.

Asimismo, no haga clic en ningún enlace en un mensaje de texto. Si un amigo le envía un mensaje con un enlace sospechoso, llámelo para asegurarse de que no haya sido vulnerado o “hackeado”.

Utilice fuentes oficiales para informarse, desconfíe de cadenas de mensajes de las que se desconoce la fuente oficial.

Si es víctima de una estafa informática puede comunicarse a la línea confidencial del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) 800-8000-645.