Última Hora

El Ministerio de Salud realizará próximamente las primeras pruebas de inmunidad de COVID-19 en el país.

La intención de las autoridades es determinar el nivel de exposición de los habitantes en lugares donde han existido brotes y, a partir de ahí, evaluar los niveles de inmunidad en la población general.

“Estamos por adquirir las primeras pruebas de inmunidad. Vamos a empezar a hacerlo en ciertos lugares específicos para ver la prevalencia en esos lugares donde ya ha habido brotes previos y justamente ver, en donde ha habido más exposición, qué podemos esperar con el resto de la población que tal vez no ha estado expuesta o no ha presentado síntomas”, explicó el ministro Daniel Salas.

El jerarca de Salud descartó que el país esté siquiera cerca de adquirir inmunidad natural al virus o inmunidad “de rebaño” como es conocida, por lo que la mejor apuesta para Costa Rica y el mundo es esperar por una vacuna.

“En países que han tenido una transmisión muy importante como España o Suecia la inmunidad es muy poca, no supera el 5%, entonces pensar en una inmunidad efectiva no es algo factible en estos momentos.

“Posiblemente tendremos que esperar a una vacuna para conferirle esa inmunidad a la población y eso esperamos que sea para el primer semestre del próximo año”, aseguró.