Última Hora

Una mujer que corría 10 kilómetros a diario terminó requiriendo un tanque de oxígeno por culpa del COVID-19.

Magaly Evans ya está libre de la enfermedad, aunque vencerla no fue nada fácil. Ella pasó cinco días en cuidados intermedios del Hospital San Vicente de Paul, en Heredia.

La mujer de 41 años acudió la mañana de este miércoles al Hospital México a donar su sangre: este acto solidario podría salvar otras vidas.

La Caja Costarricense de Seguro Social utiliza el plasma de la sangre de pacientes recuperados como tratamiento contra el virus.

Repase su testimonio en el video adjunto.